El portafolio: Evidencias del aprendizaje

El portafolio es un instrumento de evaluación que permite recoger información sobre el desarrollo de un proceso de evidencias respecto de su trayectoria de aprendizaje. A través de la compilación de trabajos del Aprendiz (estudiante) que aportan evidencias sobre sus conocimientos, habilidades y lo que piensa frente al desafío de trabajo propuesto es posible evaluar el proceso completo y su desarrollo en tiempo. Es una evidencia de su trabajo.

¿Qué es un portafolio?

Se define como una compilación de trabajos del estudiante, recogidos a lo largo del tiempo  que aportan evidencias respecto de sus conocimientos, habilidades y disposición para actuar en determinadas situaciones, ya sea en formato material o digital. Por lo general, contiene una muestra de trabajo y evidencias escritas respecto de lo que piensa frente al desafío de trabajo.

La muestra de materiales contenida en el portafolio debe cubrir un período significativo de tiempo, idealmente, un curso académico (año o semestre), de manera tal que sea posible analizar el grado de desarrollo de un estudiante en cierto período específico para observar el proceso completo.

Ventajas

El desarrollo de un portafolio permite al estudiante:

• presentar sus trabajos al docente a partir de un contexto y no de forma fragmentada y desconectada de otros aspectos de su personalidad.
• tomar conciencia respecto de los materiales que mejor representan la evolución de sus aprendizajes en función de lo que el docente ha solicitado, esto supone para él, relacionar intencionalidad de la tarea y sus propios niveles de logro.
• apreciar no solo un puntaje, sino evidencias respecto de su trayectoria de aprendizaje.
Finalmente, permite a estudiantes, profesores y apoderados reflexionar el nivel de logro de los aprendizajes a partir de evidencias y aspectos concretos.

Materiales que puede contener un portafolio

Los materiales se determinarán  a partir de los objetivos que el sector de aprendizaje propone desarrollar. Muchas veces en un portafolio no se incluyen todos los trabajos desarrollados durante el ciclo escolar, sino que se realiza una selección en función de los objetivos y las metas acordadas inicialmente.

Según esto, docentes y estudiantes pueden convenir la presentación permanente de: resúmenes de actividades, informes de investigación, fotografías o videos desarrollados por ellos o que sean representativos de alguna situación específica solicitada, dibujos, manualidades, resultados de pruebas objetivas y test, tareas desarrolladas en casa, entre otros.

Bases teóricas que sustentan un portafolio

Considerar el portafolio como una actividad adecuada del evaluado para lograr objetivos de un curso implica compartir al menos los siguientes principios teóricos.

• Constructivismo: la persona es un sujeto activo en los procesos de construcción de su aprendizaje. Se aprende al interactuar con el contexto a través de la observación, la manipulación y la toma de determinaciones. Al asignarle sentido y significado a dicha interacción se construye el aprendizaje.
• El estudiante como sujeto autorreflexivo: el portafolio supone comprender al estudiante como un sujeto que enfrenta desafíos en los que hace dialogar la teoría o los conceptos apropiados,  con la práctica de éstos, y que el momento de práctica no solo constituye la comprobación de la teoría, sino que promueve en él la adquisición de nuevos conocimientos. La reflexión o meta cognición que el portafolio demanda es la base de la autonomía, ya sea para resolver problemas cotidianos, como para gestionar estrategias de colaboración.
• Evaluación como instrumento de mejora: el portafolio supone que la evaluación no solo califica, sino que tiene un carácter formativo, por lo tanto, la revisión continua a lo largo del proceso y la reflexión permanente respecto de los avances, como parte de la secuencia de elaboración del portafolio, contribuye directamente a la toma de decisiones orientadas a la mejora del proceso de aprendizaje que vive un estudiante. Al mismo tiempo, asume que la competencia del individuo tiene un carácter holístico, no fragmentado y que, por tanto, es necesario evaluar desde fuentes diversas y a partir de tareas múltiples que revelen diferentes ámbitos de saber.

Aspectos positivos del portafolio

• Visión de educación centrada en el estudiante: alumno reflexivo.
• Dota de sentido el trabajo realizado.
• Facilita la comunicación sobre el trabajo realizado.
• Relaciona el aprendizaje con un contexto más amplio que las lecciones de aula.
• Promueve procesos meta cognitivos.
• Revaloriza el trabajo real del alumnado.
• Hace consciente al estudiante de que la evaluación es un proceso que se desarrolla a lo largo de toda la vida.

Aspectos a considerar

Recuerde que la recolección de materiales en una carpeta no promueve nada. Lo que constituye al portafolio es el establecimiento de criterios claros de lo que se espera de cada trabajo, que estos sean comparados, corregidos y se reflexione sobre ellos.  Es fundamental enseñar estrategias para su construcción  que se sostengan en el aprendizaje autorreflexivo, el pensamiento crítico, la responsabilidad del aprendizaje, la relación entre conocimiento y competencia práctica.
Un registro interesante es el desarrollo de un material que incorpore el mismo desafío en dos momentos distintos del año, de manera tal que sea posible compararlos.

Tipos de portafolios

Los portafolios se clasifican a partir de los siguientes criterios: funcionalidad, temporalidad y contenido.

Sumativo: cuando el interés de su elaboración está en la toma de decisiones de certificación o selección al final de un ciclo escolar.

Formativo:
cuando el interés recae fundamentalmente en la autoevaluación y el aprendizaje desarrollado en cada paso de la elaboración.

Organización de los materiales

Los materiales se organizan en los siguientes apartados:

• Índice o mapa del portafolio.
• Colección del material seleccionado e ilustrativo de la práctica realizada.
• Una reflexión que comenta las evidencias aportadas en el material del portafolio.

Criterios de evaluación del portafolio

La evaluación de un portafolio implica diversas fases que es necesario cautelar previamente. Según Race (2002) estas son algunas recomendaciones:

• Especificar y negociar claramente el resultado esperado y la finalidad del portafolio.
• Proponer un formato general.
• Especificar la naturaleza de las evidencias que se espera encontrar.
• Especificar la extensión de las evidencias.
• Preparar una lista de comprobación o escala de estimación para evaluar portafolios.
• Usar notas adhesivas para marcar aquellas partes del portafolio que se desea repasar.
• Usar notas adhesivas para esbozar los comentarios evaluativos que se devolverán a la persona que ha elaborado el portafolio.
• Ofrecer posibilidades de autoevaluación durante el proceso.

El material DEBE estar fechado para evaluar logros a lo largo de la trayectoria.

¿Cómo definir las metas de evaluación presentes en un portafolio?

• Deben reflejar los resultados de los estudiantes.
• Hacer referencia a contenidos disciplinares de carácter fundamental.
• Exigir un pensamiento complejo y crítico.
• Ser significativas para el estudiante.
• Adecuarse al nivel de desarrollo y ritmo de aprendizaje del estudiante.
Mapa de opciones para determinar las características del portafolio que se solicitará

¿Quién decide el contenido del portafolio?

 

Profesor

 
Alumno

 

Alumno asesorado por el profesor y otros estudiantes.

 

¿Cómo debería ser el portafolio?

 

De exposición: incluye solo los mejores materiales.

 

De progresos: materiales que muestren el progreso de los estudiantes en el tiempo

 

De trabajo: todos los materiales elaborados.

 

Mixto: representación de los 3 modelos previos.

 

¿Qué versión del trabajo debería mostrar?

 

La versión final del trabajo del estudiante.

 

Una que incluyese notas, borradores y otras evidencias que muestren los procesos que ha seguido.

 

¿Qué secciones deberían establecerse?

 

Aquellas que muestren el trabajo realizado en diferentes momentos del año.

 

Algunas que correspondan con las metas generales del currículo seguido.

 

¿Qué materiales deberían incluirse?

 

Los que muestren el nivel de competencia del estudiante.

 

Una tabla de contenidos.

 

Una visión del propósito del portafolio.

 

Más información que muestre los antecedentes del estudiante.

 

¿Sobre qué propósitos deberían versar las reflexiones del estudiante?

 

Progreso

 

Puntos fuertes.

 

Lo aprendido.

 

Lo que quería o lo que necesitaba aprender.

 

Sobre el portafolios en su conjunto o sobre alguna parte del mismo.

Referencias

Gairín Sállán, Joaquín (et al) Nuevas funciones de la evaluación. Conocimiento Educativo. Serie: Aula Permanente. España: Ministerio de Educación, 2009.
Mateo, Joan. Medición y evaluación educativa. España: La Muralla, 2008.
Padilla Carmona, María Teresa. Técnicas e instrumentos para el diagnóstico y la evaluación educativa.  Madrid: CCS, 2002.

Desde Educar

August 18, 2016

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *