No motivado para estudiar

Les dejo este material que va ayudar a nuestros niños y niñas a ser más eficientes en el estudiar.

“No es que yo sea muy inteligente,” dijo Albert Einsten una vez. “Es que yo persevero más tiempo.”

Es revelador que uno de los genios más grandes de nuestro tiempo haya explicado su éxito de esta manera. Einstein reconoció que debía sus logros a su increíble perseverancia, y no su inteligencia superior. Él tenía la motivación para triunfar.

Por supuesto, no todos tenemos la capacidad de proponer una teoría que cambiará el curso
de la ciencia para siempre. Pero todos podemos usar la motivación para alcanzar el éxito personal, desde una temprana edad. Los estudios han señalado una y otra vez que los niños motivados se desempeñan mejor y no necesariamente porque creen que tienen que ser los mejores, sino porque están dando lo mejor de sí.

Un niño motivado es más susceptible de:

  • Elegir tareas complejas, que ponen a prueba su ingenio.
  • Empezar a hacer sus tareas sin que alguien tenga que recordárselo.
  • Esforzarse y concentrarse más.Tener una actitud positiva hacia el aprendizaje y el trabajo escolar.
  • Usar ciertas estrategias ya probadas para abordar problemas difíciles.
  • Perseverar con los problemas hasta que los completan a satisfacción.

Un niño que no tiene motivación es más susceptible de:

  • Elegir tareas que son demasiado fáciles para ellos.
  • Necesitar que se los empuje para empezar a hacerlas.
  • Esforzarse lo mínimo posible.
  • Tener una actitud negativa o apática hacia el aprendizaje y el trabajo escolar.
  • Rendirse rápidamente cuando el trabajo se pone complicado.
  • Dejar muchas tareas sin terminar.

Considerando estas características, es muy fácil ver por qué razón los estudiantes motivados tienen éxito en la escuela. Estos estudiantes se llevan el mérito por sus propios logros, pero la gran mayoría de ellos también les deben mucho a todas aquellas personas que los pusieron en el camino correcto, es decir, sus padres. Como padres ustedes juegan un papel muy importante para determinar si su hijo tendrá la motivación de dar lo máximo de sí en la escuela. Al final del día, esto depende de él, pero usted puede crear un ambiente que promueva el esfuerzo y la dedicación.

Esta guía le ayudará a hacer precisamente esto. Existen muchas maneras de motivar a los niños tomando en cuenta su temperamento. Sin embargo, esta guía destacará siete maneras que se ha comprobado funcionan para casi todos los niños. Ponga estas ideas en práctica y le asegurará su apoyo con todo el cariño de padre, lo que podría ser la mejor motivación para él.

Conclusión

Según los expertos, si tuvieran la opción de elegir entre la aptitud y el trabajo como la clave más importante para determinar el éxito en la escuela (y en la vida), la decisión es simple: lo más importante, sin lugar a dudas, es el trabajo duro. Cuando los padres encuentran maneras de motivar a sus hijos a dedicarse a sus estudios y a aprovechar las oportunidades académicas que se les presentan, están ayudándolos a utilizar los talentos que tienen ahora o que puedan desarrollar en el futuro.

Encender la chispa que motiva al niño, produce un deseo de buscar triunfos que nace de adentro, un deseo que no se puede crear con ninguna cantidad de premios externos, amenazas o súplicas. La motivación es verdaderamente el secreto para ayudar a los niños a alcanzar su máximo potencial y los padres deberían aprender a utilizarla. Las ideas que se presentan en esta guía son una estupenda manera de empezar.

Guía para los Padres

Siete maneras probadas de motivar a los niños a rendir mejor en la escuela

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *