¿Por qué el ejercicio y el cerebro son aliados en el aprendizaje? (primera parte)

¿Por qué es importante que los alumnos no estén estáticos mientras estudian? ¿Qué sucede en sus cerebros durante una clase? Aquí verán seis razones por las cuales el movimiento es fundamental a la hora de mejorar las capacidades cognitivas de los estudiantes.

Los seis propósitos del movimiento:

1. Preparar al cerebro: Los movimientos físicos específicos ayudan a preparar al cerebro para el aprendizaje.

Uno de los objetivos de un aula “cerebralmente amigable” es establecer un ambiente de aprendizaje agradable y acogedor: esto predispone a nuestro cerebro a aprender e incorporar movimientos específicos que mejorarán las conexiones neuronales. En otras palabras, las neuronas se comunicarán de forma más efectiva para que las capacidades cognitivas se potencien.

La filosofía de este enfoque apoya la noción de que los movimientos específicos pueden estimular al cerebro para mejorarlo cognitivamente, pero también le sirven como efectivos “recreos cerebrales”, del mismo modo que las actividades que estimulan el ejercicio y la salud.

Cada hemisferio controla la porción contra-lateral del cuerpo (por ejemplo, el hemisferio derecho regula los movimientos de lado izquierdo).

Un grueso paquete de 250 millones de fibras neuronales, denominado cuerpo calloso, conecta ambos hemisferios y les permite comunicarse entre sí.

Cruzar la línea media se refiere a mover los brazos o piernas a través del cuerpo, de un lado a otro (imagen cabecera).

Estos movimientos integradores ayudan a los estudiantes a aprender y mejorar la concentración al “forzar” ambos hemisferios a “trabajar en equipo”. Asimismo, mejoran las habilidades cognitivas. Aprender a leer y escribir y la resolución de problemas son habilidades que involucran a los dos hemisferios cerebrales.

El sistema vestibular provee al cerebro de información significativa; está relacionado con el monitoreo del movimiento, de la posición de la cabeza y del cuerpo en el espacio. Cumple con dos importantes funciones: primero contribuye con el sentido del equilibrio y transmite esta información a los músculos y al sistema postural. Segundo, controla los movimientos oculares de manera tal que las imágenes permanezcan invariables y en foco, a pesar de cambios en la posición corporal.

Estas funciones permiten comprender la conexión entre el sistema vestibular y las habilidades académicas, ya que este sistema es crucial para las funciones cognitivas.
El reconocimiento espacial nos permite sentir los objetos que nos rodean en el espacio así como también la posición de nuestro cuerpo en el mismo. Sin esta capacidad, los alumnos pueden tener dificultades en:

  • La lectura.
  • La organización del trabajo escrito.
  • La comprensión de conceptos matemáticos abstractos.
  • Reproducción de conceptos matemáticos abstractos y formas.

Varios movimientos rotatorios, de equilibrio, salto y giratorios pueden ayudar a desarrollar y mejorar el sistema vestibular y la percepción espacial. Cuantos más sentidos se utilizan para aprender más probable es que la información sea depositada en la memoria de largo plazo y luego recordada.

2. Proveer “recreos cerebrales”: El objetivo de los “recreos cerebrales” es darle al cerebro un descanso del trabajo académico. Ésta puede ser una proposición “aterradora” para algunos docentes debido a la presión existente para cubrir una gran cantidad de contenidos en un tiempo dado: ¡no hay tregua para que el cerebro descanse! ¿O si la hay?

A menudo, la exigencia de cubrir TOOOODOS los contenidos es tan grande que los docentes quedan atrapados en la simple tarea de “terminar” el programa. Pero la pregunta fundamental es: ¿están aprendiendo los alumnos todos los temas o sólo se los están enseñando?

Tal vez sea el momento de examinar y priorizar las necesidades que tienen los alumnos para lograr sus aprendizajes significativos.

Consideremos cómo aprende el cerebro desde un punto de vista fisiológico: aproximadamente el 90% de nuestro oxígeno corporal y cerebral está “estancado”, a menos que realicemos una inspiración profunda o nos paremos y nos pongamos en movimiento. Una disminución del oxígeno puede generar problemas de concentración y memoria.

Esta son algunas razones que justifican la inclusión de “recreos cerebrales” durante las clases:

  • hipocampoPara darle al Hipocampo (la “puerta de entrada” a la memoria) tiempo para procesar la información.
  • Para disminuir la sensación de estar agobiado por los contenidos de la clase.
  • Para proveer oportunidades a la risa y la diversión (que facilitan el aprendizaje).
  • Para re-focalizar al Sistema Nervioso.
  • Para re-energizar al cuerpo y al cerebro.

3. Estimular la salud y el ejercicio: Estimular el ejercicio en el aula colabora en la disminución de la “epidemia” de obesidad infantil. También restablece el equilibrio en aquellas escuelas en las que se han disminuido las horas dedicadas a la educación física o el tiempo de los recreos.

Por otra parte, si mis alumnos están todo el día sentados en el aula, ¿cuál es el mensaje que reciben? Esta propuesta de movimiento en el aula no tiene por qué convertirse en un dolor de cabeza para el docente, ya que no sugiere que obliguen a sus alumnos a hacer ejercicios desde la cabeza hasta los dedos de los pies. Simplemente, el objetivo es lograr que los alumnos se paren y hagan algunos ejercicios rápidos.

En 60 segundos usted puede conseguir que sus alumnos participen de una actividad física como trotar sin moverse de su lugar, ejercicio que puede re-focalizar su cerebro mientras le da una ráfaga energizante de oxígeno a su Sistema Nervioso.

Piense en el importante mensaje que recibe un alumno acerca de la salud si realiza ejercicios en cada clase. Varias investigaciones sugieren que los niños con un buen estado físico tienen un mejor rendimiento escolar.

Los incentivos para realizar ejercicio en el aula son:

  • Proveer de un “recreo cerebral”.
  • Energizar al cuerpo y re-focalizar al cerebro.
  • Mejorar la salud y el bienestar de los alumnos.
  • Mejorar el rendimiento académico a través de un mejoramiento del funcionamiento cerebral.
  • Mejorar el estado físico del alumno.
  • Mejorar el bienestar emocional del alumno.
  • Aprender en forma más eficaz.
  • Reducir el estrés.

4. Desarrollar cohesión en el aula: ¿cuál es la importancia del clima emocional en relación con la capacidad de los alumnos de aprender nueva información?

Para comprender esto es imperativo considerar cómo el Sistema Nervioso prioriza la información que recibe del medio ambiente. Los datos más importantes para el cerebro son los relacionados con la supervivencia. Si ésta no se logra, el cerebro no puede trabajar en un nivel óptimo. La segunda información más relevante es aquella que genera emociones.

¿Cuál es el estado emocional de sus alumnos? ¿Puede manejarlo?

Si sus alumnos están estresados o se sienten incómodos, será muy difícil para sus cerebros aprender nueva información.

prefrontalLa corteza prefrontal, que utiliza estrategias críticas de pensamiento y de resolución de problemas, inmediatamente deja de funcionar cuando un individuo tiene un estado emocional negativo.

Por lo tanto, el clima emocional en su aula juega un rol importantísimo en la capacidad de sus alumnos para incorporar nuevos conocimientos.

¿Cuáles son los ingredientes claves que colaboran para que un ambiente pueda mejorar el estado emocional de un aula? El humor, la música y el movimiento están entre los primeros factores favorables.

¿Es posible que el movimiento tenga tal efecto sobre el aprendizaje? Piense en la última vez que estuvo sentado un laaaaargo rato para aprender algo nuevo: ¿cuál era su estado emocional?

Cuando sus alumnos se relacionan entre sí, el aula juega un rol directo en su estado de aprendizaje. Si ésta es considerada como un ambiente divertido y seguro en el cual los chicos son amables y compresivos entre sí, los aprendices tienen mayores posibilidades de lograr el éxito académico.

Algunos beneficios de involucrar a los alumnos en actividades para lograr cohesión en el aula son:

  • Proveer al cerebro de un necesario descanso.
  • Mejorar las habilidades de comunicación y escucha.
  • Proveer un espacio para la resolución de problemas.
  • Ofrecer un ambiente que promueva la risa y la diversión.
  • Mejorar la motivación y la disciplina.
  • Aumentar el interés de los alumnos en asistir y participar en clase.
  • Construir relaciones entre los alumnos.
  • Desarrollar un sentido de pertenencia.
  • Aumentar la autoestima.

5. Repasar el contenido: Muchos docentes dedican bastante tiempo a repasar los conceptos previamente enseñados. ¿Por qué no hacerlo a través del movimiento? Éste es apasionante y puede hacer que el aprendizaje sea divertido, interesante y emocionante.

Cuando la información cognitiva está conectada con el movimiento, retener y recordar la información se torna más sencillo.

Proveer múltiples oportunidades para perfeccionar los contenidos es esencial para el proceso de aprendizaje. Por lo tanto, el repaso de los conceptos puede hacerse al inicio, en el medio o al final de cada clase. Combinarlo con el movimiento puedo ser implementado fácilmente a lo largo de la clase.

Durante la cursada, a menudo, se repasan los contenidos enseñados previamente. Si los alumnos están en movimiento mientras lo hacen, despertarán sus cuerpos así como también sus cerebros. ¿Cuánto tiempo se debe dedicar al repaso del material durante el inicio de una clase? Los primeros 10 minutos son ideales para enseñar nuevos conceptos, cuando el cerebro está focalizado, listo y fresco para aprender algo nuevo.

Por lo tanto, regalarle mucho tiempo al repaso de conceptos anteriores durante el inicio de una clase puede no ser la mejor estrategia de utilización de tiempo. Sin embargo, una rápida actividad con movimientos que permita a los alumnos revisar la información y focalizar su cerebro puede ser muy efectiva: una tarea de este tipo puede motivar y preparar al cerebro para sumergirse en conceptos nuevos.

Una revisión del material en medio de la clase, utilizando el movimiento, es ideal. Estos son sus beneficios:

  • Proveer una oportunidad de utilizar la repetición para mejorar la retención.
  • Concederle tiempo al cerebro para procesar y consolidar información nueva.
  • Ofrecerle tiempo al cerebro para que “rejuvenezca”.
  • Mejorar la motivación y la disciplina.
  • Despertar el cuerpo y el cerebro durante el “ecuador de la clase” que es el momento durante el cual los estudiantes comienzan a sentirse cansados y somnolientos.
  • Generar un ambiente divertido e interesante.

Con frecuencia, el material previamente enseñado es repasado al final de la clase. Los últimos 5 minutos son una gran oportunidad para enseñar otro concepto nuevo o para recordar cuáles fueron las ideas más importantes que se enseñaron durante el día.

¿Tiene sentido el movimiento aquí? Depende de cuánto tiempo hayan estado sentados sus alumnos. Si fue durante un periodo extenso, ésta puede ser una excelente oportunidad de revisión utilizando el movimiento.

6. Enseñar el contenido: Permitir que los alumnos utilicen el ejercicio para comprender un nuevo concepto puede ser muy beneficioso para colaborar en la retención de la información.

Aprender en movimiento puede ser un poderoso ejemplo del aprendizaje motor.

Tres motivos para aumentar el aprendizaje motor en el aula:

  • Se puede absorber más información y recordarla durante más tiempo.
  • Los alumnos de todas las edades pueden cultivarse a través del aprendizaje motor.
  • Se pueden construir puentes que conecten el cuerpo y el cerebro.

Recuerde la primera vez que aprendió algo nuevo. Compare las veces que lo incorporó a través de una clase teórica (escuchando) con las que lo hizo en forma motora (andar en bicicleta, a nadar o a manejar el auto). Piense acerca del proceso de aprendizaje.

¿Usar su cuerpo para andar en bicicleta lo ayudó a incorporar el concepto?

Si alguien le hubiera dado una clase teórica para enseñarle esto, ¿hubiera conseguido esta habilidad?

El aprendizaje motor (también denominado de procedimientos o implícito) activa en forma simultánea el cerebro y el cuerpo de forma tal que el conocimiento y la retención se produzcan más fácilmente. Se refiere a que el alumno experimente los conceptos académicos utilizando su cuerpo. A continuación exponemos algunos ejemplos:

  • Comprender el concepto de coma: los alumnos caminan diciendo una oración y se detienen para representar el propósito de una coma.
  • Comprender una guerra: los alumnos hacen un role-playing de una situación bélica histórica.
  • Comprender un átomo: los alumnos forman un átomo.

El movimiento no debe modificar la forma en que los docentes enseñan, sino complementarlo. Si tradicionalmente un docente explica un tema mediante una clase teórica, lo único que debe hacer es acortarla un poco para conceder el tiempo a los alumnos para que refuercen el concepto a través del movimiento.

Estos son algunos de los beneficios de brindar contenidos a través del movimiento:

  • Aumentar la comprensión y la retención.
  • Mejorar las habilidades sociales y la cohesión grupal.
  • Aumentar la motivación de los aprendices.
  • Ofrecer oportunidades para resolución de problemas y pensamiento crítico.
  • Estimular la conexión cerebro – cuerpo.

Publicado en Asociación educar

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *