Repitente escolar

Cuando un niño debe repetir el año escolar se produce un revuelo familiar: se opacan las fiestas de fin de año, se altera el programa de las vacaciones. A veces, con la perplejidad propia del distraído, los padres se preguntan qué ha pasado; surgen las acusaciones, los reproches; se asumen las culpas y deslindan responsabilidades.

Es habitual que un niño repitente desarrolle síntomas como tristeza, decaimiento, rabia y sentimientos de desvalorización y de culpa. También puede presentar conductas rebeldes, que buscan encontrar culpables en el exterior (sistema escolar, profesores o padres). Basta considerar lo que implica para la autoestima del niño el tener que alejarse de su grupo de amigos, asumir lo que se configura como un fracaso y en ocasiones hasta ser el blanco de burlas de sus nuevos compañeros.

Como enfrentar esta situación? Es necesario elaborar una estrategia adecuada para que nuestro hijo o hija se ponga al día con el estudio. En este sentido, las vacaciones son fundamentales. Sin el estrés diario del colegio podrá repasar los contenidos que no fueron comprendidos, así como también aprender nuevas formas de estudio y a organizar su tiempo.

La educación virtual es una opción valida, puede ser organizado el proceso de aprender al ritmo del propio estudiantes quien sin mayores presiones puede recuperar las materias falladas y proyectarse como “buen alumno” al año siguiente.

Proponemos nuestra escuela de verano con tutoria en linea y disponibles las 24 horas y 7 días a la semana.

 

Fuente: educar chile

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *