Aprendizaje y Memoria

El aprendizaje y la memoria son las funciones superiores esenciales que nos permiten adaptar al medio y construir nuestra historia individual. Constituyen dos procesos cerebrales estrechamente ligados que producen cambios adaptativos en el comportamiento de los organismos.

En el aprendizaje se utilizan, al menos, dos estrategias cognitivas. La primera genera la memoria implícita ―inconsciente y rígida―, una memoria de hábitos radicada en las regiones cerebrales que procesan la información sensorial y motora.

La segunda da lugar a la memoria explícita ―consciente y flexible― que puede expresarse en situaciones y contextos diferentes de los del aprendizaje original; es de carácter relacional, dependiente de la región hipocampal y basada en información almacenada en la corteza y en otras regiones cerebrales.

Un tipo particular de memoria explícita es la memoria de trabajo ―necesaria para el razonamiento y otros procesos cognitivos―, dependiente de la corteza prefrontal ―región del cerebro implicada en los aspectos temporales y en la sintaxis de los episodios de memoria.

Extractado de DR. HÉCTOR S. BASILE

Deja un comentario